jueves, 9 de abril de 2015

Juego Marginado

Juego de sexos. Juego de subconscientes voluntarios. Juego de criaturas pasionales. Aquel con aroma rico en testosterona es débil y manipulado mientras finge ser el dominante en la obra. Ambos seres extasiados están. Perdidos en el tiempo y en el espacio. Perdidos en el tacto y confundidos entre sentidos excitados. Carne humana, tan agria y tan dulce, tan suave y tan captora. El juego se torna en un psicótropo del que ambos desean depender. Nos enamoramos de su ceremonia de posesión, queremos ser el premio, la víctima, el último aliento de aquel marginado acto. Todo en sus febriles cuerpos se tensa y es invocada la bestia. Monstruo bipolar hambriento de un odioso amor, de una sutil brusquedad y de una humanidad perfecta. Aparece la sed y el tiempo retumba. Ocurre una pausa. Una pausa cuyo cuero es viejo, ignorante de su muerte en su eterno retiro. Juego de sexos. Juego de... Humanos.

martes, 10 de marzo de 2015

Eternidad

Vida. Amor. Sexo. Drogas.
Vida. Amor. Sexo. Drogas.
...
¿Quién soy? Soy yo. Soy, yo... Soy alguien. Soy algo. ¿Quién soy realmente? Mi cuerpo es llamado como mi nombre pero, ¿y lo sobrante?

Soy carne. Soy huesos. Soy un espacio  hecho de tiempo. Soy un agujero, solo eso. Soy un agujero en una pared llena de hoyuelos, eso soy.

Soy el fondo de una mirada, un reflejo, uno fugaz.

Soy deseos, sueños, tentaciones marginadas.

Soy... Soy sonidos y caricias. Soy el fondo de un oasis, la arena del Atlántico, el suelo del infierno, el eros en mi sangre. Soy yo.

Pureza. ¿Qué es eso? acaso, ¿existe?, ¿alguna vez existió? Observo con detenimiento pero encuentro una palabra con un significado incalculable, patético, podrido en el fondo de un archivo oxidado con aureola.

Soy dudas pasajeras pero eternas. Soy dinero para unos y piel para otros. Soy para mi un tiempo.

Soy tiempo convertido en materia. Soy materia convertida en "alguien".

Ser humano. Animal. Pecador.
Tierra. Salvaje domestico. Polvo.
Costilla del hombre. Dependiente del aire, de la luz, del agua, del amor.

Reproducción. Sistema. Sociedad. Verbo.

¿Quién soy? Hasta mi muerte no lo sabré. ¿Muerte o nacimiento? ¿Nacimiento o muerte? Pregunta, respuesta. Verbo, consecuencia.

Ser. Estar. Parecer.
Catherina mi mayor papel.

Papel maleable. Inflamable.

Soy un mundo. Un universo constante.

Creación, destrucción.
Uno, dos, tres. Inicio.

Firma, adquisición . Devolución .
Números. Existencia.

¿Existo? ¿acaso soy?

Vida. Amor. Sexo. Muerte.
Volver a empezar.

Soy una luz intermitente. Una colilla. Una ceniza al viento. Una mas, una mas. Una mas de entre los muertos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Ella

Y la recuerdo jóven, feliz, regocijándose entre las sábanas por el dulce recuerdo de esas pieles ajenas cuyos olores aún no olvidaba. Demostraba una sonrisa inmensa, incalculablemente pura, de una naturaleza objetiva que ni el mas grande golpe borraría en ese momento. Ella sabe cuán afortunada y maldita es, un cuerpo compartido entre ella y ella solía ser pero, ya no más, ahora le pertenece al amor, al sexo mas crudo y pasional, él firma por su nombre y conoce su poder. Ella tiene sed, hambre, está insaciable. Necesita alimentarse de ese acto compartido al que muchos marginan y pocos disfrutan libremente. Pero es que ella es así, libre, casi con alas que se sienten y no estan a la vista del ojo común, hay que amarla para hacerlo. Una lágrima se desliza por su mejilla casi a diario, bien sea por el recuerdo o por el deseo. También ha de llorar por los tantos verdugos que intentan mutilar su libertad pero sabe de su imposibilidad, su mente es superior, está al tanto de eso. Sigue caminando, volando, amando, así es ella: un hada incomprendida, llena de todo para dar sin precio, basta tener un alma blanca para recibir su dicha. Ella...

martes, 1 de julio de 2014

Verano

  Verano. Empieza como una ilusión, como un tiempo fuera, un suspiro al vacío. Empieza como un cuaderno nuevo, sin líneas, sin números ni nada que le de orden. De pronto, comienza a tomar forma, rumbo. Aquella ilusión se concreta y aquel vacío se vuelve un túnel, una especie de camino iluminado, un camino sin fin. El cuaderno ya no lo es, ahora es un libro, una historia que está siendo escrita. El verano ahora tiene nombre, fecha, pasado, presente y futuro.

  El camino empieza a estrecharse, a marchitarse. Recuerda haber sido el causante de sonrisas, amores, ilusiones y deseos y empieza a enojarse, se torna un monstruo sin rostro, sin temperatura ni garras, sólo toma tu felicidad y la guarda. El peor tipo de demonio que existe. El nombre inicia su distorsión y es evocado aquel suspiro insinuador de esperanza a ser devuelto a su pulmón.

  Invierno. Verano. 

viernes, 9 de mayo de 2014

Tiempo

  (19/01/2014)

  Hoy se cumple una semana exacta desde el día en que te despedí, en que te vi pensando cuan afortunada soy y pellizcándome para saber si era o no real. Pero como la vida es relativa en muchos sentidos, me di cuenta de que el día siguiente a ese, aquella hermosa realidad se acabaría. No bastó dejarnos llevar por el tiempo para que volara. Hoy mis ilusiones caen y mi felicidad, la que tú me dejaste, se da cuenta de que no estás aquí. Nos queremos, nos deseamos. Si. Un total, si. Pero eso no es suficiente, el tiempo sigue actuando, es relativo al igual que nuestros sentimientos. Te quiero mucho, te quiero mas o igual a como te deseo. ¿Tenemos algo? Espero que si, quiero que me celes y que me debas fidelidad, porque yo, en mi mundo, te la debo, porque yo quiero hacerlo. Pero no te obligo, solo lo sueño, lo aspiro.

  Sé que en un momento deseé que me amarás, que me quisieras,  y pasó, se hizo realidad. Ahora, este otro deseo es importante también. Lo dejo en tus manos.

  Tu olor se desvaneció. Tu rostro ya no es tan fácil de recordar. Ahora me doy cuenta de lo poderoso que es el tiempo. ¿Ves? Todo el esfuerzo por admirarte mientras estabas aquí, se desvaneció gracias a él, al tiempo.

"Normal"

    Y ahí estabas tú. No sabía que esperar, me dejé llevar por lo "normal"; decidí comportarme "normal", mirarte "normal" y hablarte lo suficiente. Quería ser coqueta, seducirte otra vez, pero mi moral humana me decía lo mismo: "Actúa normal"!

    Las conversaciones eran palabras al viento y respuestas predeterminadas cómo: sí, yo sé; jaja si; tienes razón y exacto. Mi cerebro te pensaba, te recordaba y buscaba la manera mas retorcida para llegar a ti como los viejos tiempos, estaba ausente en el lugar.

    Esto no es lo que suelo escribir. Es poco poético. Es solo un momento de mi vida. Ese momento de mi vida, en el que tu estabas otra vez, en el que tu tampoco sabias que hacer ni que decir para llegar a mi. Lo bueno de la historia, es que no tuvimos que hacer ni decir nada, el destino o lo que sea se encargó de que llegáramos a nuestra meta, a nosotros. Se encargó de que lo que se debía reencontrar, lo hiciera. Se encargó de que todo siguiera "normal", porque estoy segura, que tu y yo en esos momentos, somos normales y todo lo demás es simplemente lo que nos rodea, la vergüenza huye y 3, 2, 1, Acción...

miércoles, 29 de enero de 2014

Aquí te espero

  A veces te extraño tanto que no lo soporto. Mi desenfoque se convierte en un limbo lleno de luces y sonidos imperceptibles. Pero tú, eres el único punto divisible entre tanta acuarela difusa. Tu recuerdo me alegra, pero hace que te desee más y más en cada momento. Tan poco tiempo y tanta distancia, pero ¡qué ganas poseemos! Tu olor ya se borró, pero mi sentido animal lo busca ferozmente, espera encontrarlo pronto para satisfacerse al fin y llegar al éxtasis que tanta falta le hace. Tu ofrenda la recibo gustosa, tus palabras, mis oídos las encuentran sinceras. Espero que así sea. No me interesan los demás, sino tú. Quiero que abraces nuestros recuerdos y desees reproducirlos para mejorarlos cuando me veas. Anhelo profundamente que estas palabras no queden en suspenso, ni en un ojalá, ni mucho menos en un deseo frustrado o arruinado, haré todo lo que pueda para eso. Aquí te espero.